DINÁMICA DE GRUPOS: ¿QUÉ ES? ¿DE DÓNDE SURGE?

La dinámica de grupos nace de la unión de varias corrientes, pero hay que destacar a Kurt Lewin como su principal promotor. Lewin nace en Prusia en 1.890 y pronto emigra a EE.UU. y enseña en Harvard, donde en 1944 toma el concepto de dinámica de la física. La dinámica es la parte que estudia el movimiento de los cuerpos y la acción de las fuerzas que causan o modifican sus movimientos. De ahí deriva el término de Dinámica de grupos, ya que es la ciencia que estudia los fenómenos que se producen en la vida de un grupo. La dinámica de grupos estudia las interacciones y procesos que se generan en el interior del grupo como consecuencia de su existencia.


    De ésto proceden las técnicas que sirven para mejorar el funcionamiento y aumentar la eficacia y productividad de los grupos. Lewin concibe el grupo como un ser dinámico y cambiante que está constantemente en movimiento o en proceso de cambio. El grupo es dinámico porque sus miembros modifican continuamente sus relaciones mutuas y porque pasa por diversas etapas a lo largo de su vida. Es decir, tiene energía propia y sus diferentes partes se conexionan e influyen mútuamente. Por lo tanto, modificando uno de los elementos principales del grupo (los miembros, los subgrupos, los canales de comunicación y las barreras) se puede modificar la estructura de todo el conjunto.

    La dinámica de grupos queda consagrada como método piscológico en el año 1.945, pero las investigaciones a partir de Lewin se multiplican y enriquecen, naciendo distintas corrientes, orientaciones, etc...

    Hoy en día se aplica a muy diversos campos de la vida social, tales como: mejora de relaciones, terapia de grupos, mundo de la educación, de la psiquiatría, etc. y tiene un significado mucho más amplio. Para nosotros, lo más importante es recordar que la dinámica de grupos estudia la psicología y naturaleza del grupo, sus características y las leyes que rigen su vida y desarrollo.



OBJETIVOS

    Los principales objetivos que nos plantearemos a la hora de usar la dinámica de grupos son los siguientes:

-Organizar y planificar la acción y tareas del grupo de cara al logro de sus objetivos.
-Conseguir una mayor participación de cada uno de los miembros en la vida del grupo.
-Ayudar a la madurez de los individuos dentro del grupo.
-Sustituir las formas de abuso que se dan en la vida y funcionamiento de los grupos por formas de participación.

    La dinámica está en la calle, hay dinámica en todo grupo humano, y por ello, el grupo y su estudio debe ser preocupación de todos y sobre todo de aquellas personas que suelen trabajar con ellos, como es el caso del Educador de Calle.



La estructura del grupo

En este apartado incluimos el tema de roles y liderazgo, pues las relaciones específicas entre los componentes del grupo acaban formando la estructura del mismo.

    Cada persona desempeña un papel en otras comunidades (colegio, familia, etc...) antes de pertenecer al grupo y por eso, lo normal será que llegue a éste con una idea bastante clara del tipo de roles que quiere jugar. Además, al ir interaccionando con el resto de los miembros, aparecerán diferencias individuales, ya sea en la manera de comportarse, en el grado de participación o en la influencia sobre las decisiones.


La estructura del grupo vendrá dada por el establecimiento de relaciones entre sus componentes y su organización, y puede ser interna y externa. La primera viene dada por la interacción afectiva y la segunda se manifestará en el ambiente y en la actividad.

    Atendiendo a la organización del grupo, la estructura puede ser formal (si su actividad tiene carácter oficial y obligatoria) e informal (cuando carece de toda institucionalización y su carácter es más bien espontáneo).



Los roles y el status

El rol es la conducta que se espera de quien ocupa una determinada posición en el grupo. También se le denomina papel o función y suele aplicarse tanto a la tarea como al modo de realizarla.

    La estructura del grupo reflejará los roles y posiciones de sus miembros, ya sea porque el grupo se los atribuye o porque son asumidos personalmente. Cuando los roles no están definidos se producen tensiones, por lo que se hace imprescindible que cada miembro defina su posición.

    Resumiendo, podemos decir que la posición es el lugar que la persona ocupa en la estructura social del grupo y el status es la valoración o estima que los miembros del grupo conceden a esa posición. El hecho de ocupar una cierta posición condicionará el desempeño del rol correspondiente.

    Los roles o papeles más habituales en el grupo son los de líder (jefe, conductor, coordinador, etc.) y miembro activo, pero pueden coexistir con otros muchos según el tipo de grupo y las circunstancias en las que se desarrolle su actividad vital.

    En los grupos no existen personas neutras. Todos los miembros desempeñan algún rol, a veces por decisión personal y otras porque es el grupo el que se lo atribuye. En este último caso puede no concordar el deseo de uno mismo con las expectativas del grupo. Debemos diferenciar entre el rol que creo representar, el rol que me adjudican, el rol que realmente represento y el rol que los otros esperan de mí.

    Citamos una serie de roles que suelen aparecer en todos los grupos:

-El creador: Sugiere ideas, proyectos, temas de discusión, formas de abordar los problemas, etc...
-El cooperador: Señala aspectos, objetivos, posturas, resume, relaciona,...
-El activador: Impulsa el grupo hacia la adopción de decisiones, insiste en el cumplimiento del programa. Induce a la acción.
-El sintetizador: Enunciar una cuestión o solución con fines de esclarecimiento.
-El estimulador: Busca que el grupo sea productivo.
-El interrogador: Formula preguntas, busca la solución o aclaración, solicita información.
-El informador: Aporta datos, hechos, experiencias
-El opinante: Apunta ideas, sugerencias sobre problemas o valores y ofrece su experiencia
-El crítico: Enjuicia, valora las ideas, las realizaciones del grupo. Ayuda con preguntas e intervenciones a estar en actitud crítica.

Otros roles individuales que suelen aparecer son:

-El positivo: Siempre en actitud de hacer grupo, de aportar lo que puede. Sabe pedir disculpas y alegar su ignorancia. Da y recibe, no bloquea ni es el centro del grupo.
-El negativo: Rechaza ideas, discute en momentos inoportunos, es pesimista, no quiere cooperar.
-El indiferente:  Se mantiene al margen, cuchichea y se aparta del tema.
-El hablador: Habla de todo y de nada.
-El ridículo: Su estilo de hablar da risa, pero no le molesta.
-El astuto: Actúa cuando considera que es el momento oportuno para lograr lo que se propone.
-El desagradable: Sólo ve su punto de vista.
-El sabihondo: Cree que todo lo sabe.
-El tímido: Interviene poco, aunque cuando lo hace, casi siempre acierta.
-El polémico: Se enzarza en ideas, aburre o intelectualiza todo.
-El agresor: Lucha por su posición, se jacta, critica a los demás, trata de llamar la atención, demuestra hostilidad hacia el grupo o hacia alguno de sus miembros. Pincha, molesta.
-El chivo expiatorio: Ante los fracasos del grupo, él mismo se acusa y carga con la culpa.
-El torpeador: Busca destruir la reunión o el grupo con distintos artilugios de sabotaje.
-El intimista: Utiliza el grupo para contar sus problemas, sentimientos y descargarse.
-El representante: Se alza como portador del grupo, del pensar y sentir de todos los miembros.
-El intérprete: Es el intermediario que sabe lo que otro dice. Su frase típica es: “Yo te entiendo, quieres decir que...”.
-El mirón: Sólo observa, mira sin hablar.
-El molestón: Hace comentarios en voz baja, cuchichea, es un incordio, molesta.


El liderazgo

La historia está llena de líderes positivos y negativos, como por ejemplo Gandhi, Hitler, Mandela, Sadam Hussein, etc...

    El Educador de Calle no debe ser forzosamente un líder, aunque debe tener liderazgo, es decir, capacidad de obtener de otros la respuesta deseada.

    El Líder (del inglés, leader) es aquel que orienta, lleva o arrastra a un grupo, aquel que concentra todos sus esfuerzos en torno a la vida del grupo y la consecución de sus objetivos. Su presencia y actividad son fundamentales tanto para la creación y mantenimiento del grupo en sí, como para que primero se defina y después se logren los objetivos grupales. El líder del grupo se pone al servicio de las ideas básicas del mismo, pero sin adueñárselas, porque deben ser entendidas y suscritas por todos. También ayuda y guía al grupo para que las pongan en práctica, pero siempre siguiendo el criterio de no hacer nada que el grupo pueda hacer por sí solo.

    El liderazgo se trata de una función importantísima para la consolidación de la estructura grupal y para la definición de los roles que realizarán las tareas grupales.

    Por lo que respecta a su aparición en el seno del grupo, puede haber varias formas de asignación al individuo que ha de cumplir la función de líder: ser elegido democráticamente, surgir espontáneamente o ser impuesto institucionalmente. Pero en cualquier caso ha de ser aceptado por el colectivo.



LA COMUNICACIÓN Y LA PARTICIPACIÓN EN EL GRUPO

La comunicación

Está en la base de toda sociedad. La cohesión de los grupos depende, en gran parte, de cómo se realiza la comunicación, de su naturaleza, de su amplitud y de cómo, cuándo y qué información se transmite.

    Pero, ¿qué es la comunicación?

    Podemos definirla como la capacidad que el individuo o el grupo tiene de transmitir ideas o sentimientos a otros individuos o grupos y de recibir las ideas y sentimientos de otros individuos  grupos.

   - CLASES DE COMUNICACIÓN

    La comunicación puede ser de dos clases:

1. Comunicación formal: la que se hace oficialmente en el grupo y afecta al funcionamiento y a la vida del grupo en sus estructuras normales: orden del día, decisiones, discusiones...

2. Comunicación informal: la que se presentan en forma de conversaciones particulares, cambios de impresiones entre individuos o grupos de individuos.

    Debemos tener en cuenta que el ambiente de las comunicaciones está sujeto a cambios que provienen de diferentes razones, tales como:

-La entrada de nuevos elementos en el grupo.

-La salida de individuos que no estaban satisfechos.

-Las tensiones que puedan provenir del educador o de los participantes.

-Las modificaciones de las relaciones entre los miembros del grupo.

-La falta de lenguaje común entre el “transmisor” y el “receptor”.

    - ELEMENTOS DE LA COMUNICACIÓN
   
    Vamos a ver a continuación los elementos de la comunicación:

    - El transmisor o emisor:

Es el que habla para dar a conocer algo, el que tiene algo que decir. Cada transmisor es diferente en la manera de expresarse y de comunicarse, pues cada persona tiene su esquema mental, su modo de ver las cosas, su carácter, su experiencia, etc...



LA COMUNICACIÓN NO VERBAL
   
    Para comunicarnos utilizamos diversos medios, pero se nos entrena fundamentalmente para hacerlo con la palabra oral o escrita. Sin embargo éste no siempre es la mejor comunicación, sobre todo cuando queremos contagiar todo lo que somos.

    El vestido, los gestos, la compostura... también transmite algo de nosotros. Siempre estamos comunicando. Hemos desarrollado el lenguaje oral y escrito como vehículo adecuado y hemos ido progresivamente descuidando otros elementos transmisores como el cuerpo.

    Debemos fijarnos en las posturas, en dónde nos colocamos y cómo, en los gestos, en la mirada, en la sonrisa y también en aspectos quizás no tan llamativos como el tono de voz, la entonación, las pausas al hablar, las equivocaciones...

    Es interesante conocer el lenguaje no verbal para quien quiere entrar en comunicación con otra persona y para quien ejerce el papel de Educador, ya que le permite conocer un poco más la realidad de cada uno en el grupo y del grupo en cada uno.



CÓMO RESOLVER LOS PROBLEMAS DEL GRUPO

    El educador debe tener en cuenta que cuando en un grupo aparece una situación de tensión, incluso de violencia, estos síntomas sólo son como una válvula de escape que permite un alivio momentáneo del malestar del grupo, pero que no suprime el problema, que éste sigue latente y el clima volverá a cargarse.

    También debe tener en cuenta que en estas situaciones de tensión no sirve de nada la lógica, los reproches ni las amenazas. Para eliminar el problema es preciso cambiar la situación. Muchas veces por una especie de reflejo de defensa, el grupo trata, más o menos conscientemente, de negar la tensión y disimular el problema. El educador no debe permitir esta situación de evasión ni tampoco tratar de buscar él sólo una solución e imponerla al grupo, sino que debe llevar al grupo a encararse directamente con el problema y a que por sí mismo encuentre una solución.

    El porvenir de un grupo está ligado a la capacidad que tenga para integrar las oposiciones que se produzcan en su seno y al poder de resolución de los problemas, tensiones y conflictos que vayan surgiendo.


    La resolución del problema exige seguir las siguientes etapas:

1.Definir el problema y exponerlo claramente, lo cual no es fácil. Este proceso de clarificación provoca una descarga emocional, reduce los sentimientos de ansiedad y hostilidad y logra que el grupo pueda dedicarse mejor a su tarea.
2.Examinar los orígenes del problema.
3.Estudiar los criterios que deben seguirse para evaluar las posibles soluciones.
4.Examinar el valor de las soluciones propuestas por cada uno.
5.Considerar las medidas que deban adaptarse para aplicar la solución elegida.

    El educador debe conducir y orientar al grupo para que siga detenida y seriamente estas etapas, analizar con profundidad el problema y, sobre todo, con enorme delicadeza, ya que en los conflictos suelen mezclarse actitudes personales y emocionales que, si no son cuidadosamente tratadas, pueden inferir a algunos miembros heridas o frustraciones que les impiden continuar con el grupo.



ROL DE ANIMADOR DENTRO DEL GRUPO

    Debemos considerar cuatro aspectos principales:

-Su comunicación con el grupo. El animador ha de sentirse un miembro más del grupo, en cuanto pone a su disposición una serie de conocimientos técnicos y de habilidades y participa en la vida del grupo.


-En cuanto a que capacita para el trabajo grupal, el animador debe proponer y enseñar los medios de acción y procedimientos más adecuados para el buen funcionamiento del grupo.

-El animador debe conducirse de tal manera que ayude a los miembros del grupo a desarrollar su propia iniciativa y capacidades.

-Su cometido dentro de las reuniones. Su opinión debe permitir que el grupo decida por sí mismo; aún siendo capaz de transmitir entusiasmo, ánimo y confianza, sin olvidarse de facilitar un buen clima para el trabajo y las relaciones interpersonales.

  

Técnicas de iniciación grupal

Las técnicas de iniciación grupal son un conjunto de acciones que nos pueden ayudar a introducir al grupo y a sus miembros en el inicio de la vida grupal.

    Los objetivos que se pretenden conseguir con su utilización son:

-El conocimiento mutuo de los miembros del grupo.
-La desinhibición.
-El descubrimiento de las potencialidades del grupo.
-Crear un clima de confianza, una atmósfera grupal cordial, permisiva y gratificante, que ayude al grupo a constituirse como tal.

    Existe una gran variedad de técnicas, de ahí la necesidad que el educador tiene de conocer y establecer claramente los objetivos que pretende. Por otro lado, también es necesario que sepa cuál ha sido la forma en que se crea el grupo, si se hace por propia iniciativa de un número de personas, o si es creado por un agente externo. Estos dos factores condicionan el tipo de técnicas de iniciación que se pueden poner en práctica.

    La importancia estratégica de la “presentación” de un grupo hace que sea necesario prepararla con cuidado, ya que va a ser fundamental en la creación del clima del grupo.

    Los objetivos de la presentación han de estar claros:

-permitir romper la tensión inicial
-tener una visión global de las potencialidades del grupo
-facilitar las opiniones y la relación

    El educador debe motivar a cada uno de los miembros, adecuando la técnica al número de participantes y utilizando recursos diferentes al verbal.



“EL APOSENTO”
Objetivo: Pasar un rato divertido mientras aprendemos los nombres.   
Material: Tantas sillas como participantes más una vacía.   
Espacio: Interior o exterior, que permita hacer un círculo amplio.   
Edad: Cualquiera.   
Desarrollo: Comienza quien tenga a su izquierda la silla vacía, quien dice: “Quiero que esta silla sea ocupada por fulanito y que venga bailando..., cojeando, volando, bostezando, etc.”. Quien tenga ahora la silla vacía a su izquierda continua.   


“CARA A CARA”
Objetivo: Conocer, de una forma divertida, los nombres y otras características de los participantes.   
Material: No se necesita.   
Espacio: Interior o exterior.   
Edad: Cualquiera.   
Desarrollo: Se divide el grupo en dos subgrupos. El primero forma un círculo dándose la espalda. Cada miembro del otro subgrupo se coloca enfrente de un miembro del primer subgrupo, formando parejas. A una orden del Animador se presentan a su pareja: nombre, de dónde viene, a qué se dedica, etc. A una nueva orden el subgrupo externo gira un puesto hacia la izquierda y cada uno se presenta a su nueva pareja. El Animador puede decir cómo deben saludarse: con las manos, con la cabeza, con la nariz, con las rodillas, con el pompis...   


“BÚSQUEDA DEL TESORO”
Objetivo: Entablar conversación con los miembros del grupo para romper el hielo.   
Material: Tarjetas.   
Espacio: Interior o exterior.   
Edad: Cualquiera.   
Desarrollo: El Animador entrega una tarjeta a cada participante donde figura la misión a cumplir.
-Tarjeta 1: Busca a alguien que quiera salir contigo esta noche.
-Tarjeta 2: Busca a alguien que quiera contarte por qué está aquí.
-Tarjeta 3: Busca a alguien que celebre el cumpleaños el mismo mes que tú.
-Tarjeta 4: Busca a cuatro personas que sean de lugares diferentes.
-Tarjeta 5: Busca a alguien que te cuente un chiste sobre monjas.
-Tarjeta 6: Busca a alguien que necesite un cariño y dáselo.
- Etc.   


imagen cursos educadores de calle
 Educador de Calle. Cursos y Formación a distancia





  Tambien para Latinoamerica

 

 

imagen animacion servicios educativos y tiempo libre
ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as

formacionadistancia@yahoo.es

http://animacion.synthasite.com

Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03



Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger
Instagram



Aviso legal | Política de privacidad | Mapa del sitio
Ni el Editor ni los autores aceptarán responsabilidades por las pérdidas ocasionadas a las personas naturales o jurídicas que actúen o dejen de actuar como resultado de alguna información contenida en esta publicación. No está permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, ni su tratamiento informático, ni la transmisión por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia u otros métodos, con fines lucrativos, sin el permiso previo y por escrito del Editor. © 2008. ANIMACIÓN, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE